El norte cantábrico (1/3)

Este verano estuvimos en el norte del estado español, en la « costa cantábrica » (como dicen de la costa atlántica), en Cantabria, más concretamente en Santoña. Y luego estuvimos también en la Cordillera Cantábrica par terminar el viaje en Bermeo (Euskal Herria)

A Mael, que me inició en el Norte, mi primer Sur

Santoña

Escogimos esta zona para evitar el asfixio de las temperaturas del resto del estado y para pasar una semana a orillas del mar pero con paisajes donde hacer senderismo. Y evitar la muchedumbre.

Santoña es casi una isla (entre marisma, mar, ría y monte) y posee una industria importante de conservería de bonito y anchoa, todo lo que coartó al desarrollo turístico.

Al norte una extensión de arena, de playa:

y marisma:

al oeste la ciudad:

al este unos cerros desde donde saqué la foto

Una desembocadura al mar:

Una vista global con el vídeo:

Enfrente de la ciudad pequeña de Santoña, del otro lado de la ría, está el horror turístico de Laredo: un playa de 5km con todo tipo de edificios altos sin encanto: turismo internacional sin sabor ni identidad, que puedes encontrar a lo idéntico en cualquier país del mundo.

Vista de Laredo desde Santoña

La playa laaarga de Laredo (5 km)

Para lxs que no lo saben, puede caer una neblina fuerte en cualquier momento en esta zona del Norte, incluso en verano

con sus edificios con los pies en la arena, como el turismo de los años 60 y 70, cuando Fraga Iribarne. Puedes hacer clic en las imágenes para agrandarlas y maravillarte del mal gusto estético de la concupiscencia capitalista.

Lo único que salvaría yo es este edificio abandonado y totalmente inútil ahora:

Luego está el casco antiguo pero allí no hay ni dios:

En Santoña también se montaron edificios que vinieron a reemplazar los edificios antiguos que apenas quedan. Pero son menos porque la ciudad es más reducida que Laredo, son más recientes y menos feos:

Y por todas partes pisos que se venden

El puerto…

se ha especializado en…

el « bonito del norte » (una especie de atún) y …

sobre todo en la anchoa (el boquerón en salazón) desde el inicio del siglo XX con unos italianos:

Una parte del puerto se modernizó (a base de hormigón) cuando las naves industriales (hoy abandonadas) se desplazaron a la salida de la ciudad

Dos veces fuimos de senderismo a los cerros que dominan la ciudad: campo, acantilados, faros

y el azul. En francés se pronuncia lo mismo la palabra « mar (« mer ») y « madre » (« mère »). Pues así es.

Al otro lado de los cerros descubrimos por primera vez la playa « de Berria » …

donde nos esperaba una doble sorpresa. Primero, cuando llegas desde el cerro y no desde la ciudad, lo primero que ves de la playa es un cementerio:

y luego, enseguida, una colonia penitenciaria, la de El Dueso

Lo que puede explicar que las tres primeras conversaciones (¡las tres primeras!) que escuché en la calle trataban: una, de si se iban a celebrar en la ciudad el « día del alzamiento » que es el vocabulario franquista para hablar del putsch militar de julio de 1936 contra la república española ; dos, de que « todos mis amigos son de Vox (el partido de extrema derecha que se reivindica del dictador Franco) pero yo, aunque estoy de acuerdo con el 90% de sus ideas, no soy de Vox » ; tres, una discusión entre jubiladas sobre los aspectos positivos o menos positivos del canal 13 de la tele española, que es el canal de la iglesia católica, una de las iglesias más reaccionarias de Europa.

Luego supe que Santoña fue la única ciudad española que tuvo hace poco un consejal de Falange (un diminuto partido nazi) y…

que en el Paseo Marítimo hay un enorme monumento a Carrero Blanco, nativo de la ciudad. Hay que recordar que ese hombre era el que el régimen franquista había designado como el sucesor del dictador Franco moribundo.

Pero « Carrero voló »

 

La plantilla de la cárcel no lo explica todo. He notado que desde 2017 y el referéndum de independencia catalana, algunas personas tienen a bien ostentar la bandera española donde sea.

El significado viene a recordar el eslogan franquista « España una, grande, libre » pero sobre todo « una ». El independentismo (catalán o vasco) se considera como una agresión peligrosa a la identidad española.

Volvamos a la playa de Berria, playa de arena entre dos cerros

con cosas inmutables

y por las mañanas bien pocas personas, aparte de las escuelas de surf que esperaban en vano las olas

Desde esta playa de Berria se puede ir andando al pueblo siguiente de Noja, del otro lado del cerro. Aquí también larga playa de arena. En la parte más alejada del pueblo pululan los perros

Se distingue la playa de Noja por sus rocas visibles a bajamar

El pueblo de Noja es absolutamente moderno y feo sin remedio

En todo el estado español; en las playas largas, se puede observar este curioso hábito cultural:

La gente va caminando a orillas del agua a toda pastilla, como si fueran al trabajo. Pero van y vienen:

aunque a veces unx no puede resistir a dejar el ejercicio para entablar conversación:

Volvamos a Santoña. ¿Os acordáis de que Santoña da a la ría y no solo al mar?

Pues esta parte de Santoña, al oeste, lo llaman el Paseo Marítimo. Aquí ubicaron el monumento a Carrero Blanco pero también al otro hombre ilustre de la ciudad, Juan de la Cosa, que estuvo en los tres viajes de Colón a Las Indias y realizó el primer mapa de América.

En este Paseo Marítimo unx puede bañarse pero solo aparece una diminuta playa a bajamar.

Lo que no molesta a nadie para tomar el sol:

El Paseo tiene resto de las fortificaciones napoleónicas:

Desde aquel lado de la ría la meta no es deportiva como del otro lado (en Laredo)

Desde aquel lado se toma el sol en grupo, en familia, se habla y se pasea a menudo con el perrucho

El Paseo tiene dos horrores, las dos al final del paseo:

Y  encima del edificio horroroso, esta estatua ridícula

que fue levantada hace tan solo 15 años por el alcalde socialista de aquella época. El estado español no es un estado laico.  Pero, menos mal…

quedan cosas esperanzadoras:

3 reflexions sur “El norte cantábrico (1/3)

Laisser un commentaire

Votre adresse e-mail ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur comment les données de vos commentaires sont utilisées.